Lunes, 06 Junio 2011 00:00

Un espacio para todos los farmacéuticos

La Secretaría de Profesionales Farmacéuticos de ADEF convocó a un grupo de farmacéuticas de distintos ámbitos laborales. Allí, las profesionales comentaron su experiencia cotidiana en el desempeño de sus puestos, expusieron las dificultades del día a día y propusieron posibles ajustes a realizar sobre las leyes de actuación profesional. A futuro se invitará a nuevos encuentros para seguir construyendo este espacio de debate y  participación.

  

 

 

 

 

 

-->

 

La Secretaría de Profesionales Farmacéuticos de ADEF viene organizando Foros de Debate Profesional coordinados por la Dra. Hemilce Arias. El ciclo tiene como objetivo reunir a  farmacéuticos de distintos ámbitos laborales para que puedan compartir experiencias y debatir acerca de las Relaciones  e Incumbencias Profesionales.

 

La Dra. Arias explicó las razones que motivaron la creación de este Foro: “Creo que es importante tomar conciencia de que los Farmacéuticos estamos en un cambio. Sus incumbencias aparecen en estos últimos años con una fuerza que se expandió debido a las nuevas tecnologías y aparatología técnicas y científicas. Esto hace que empecemos a ejercer con mayor incidencia en diversas áreas tales como industria, distribuidoras, droguerías, hospitales, mutuales, sanatorios, asesoría, auditorías, importación de productos médicos, cosmética,  dermatología, O.N.G.s, aduanas, etc., etc. . El mercado Farmacológico se expandió al igual que su rentabilidad, y nuestros honorarios muchas veces no reflejan esa expansión. A veces nos encontramos en situaciones de desventaja legal e inestabilidad laboral.”

 

“Por eso el foro no sólo es útil para compartir opiniones y experiencias, sino también como un espacio en el cual generar propuestas que eventualmente puedan formularse como proyectos de ley, creando nuevas figuras jurídicas” puntualizó.

 

El primer foro se realizó en ADEF durante el mes de mayo. Concurrieron profesionales que participan en ADEF y se desempeñan en farmacia, en industria, en hospitales, en droguerías y distribuidoras, y en la docencia. Durante la charla, intercambiaron detalles del día a día en cada uno de sus trabajos, a la vez que discutieron sobre la necesidad de actualizar los marcos legales que regulan la actividad profesional del farmacéutico.

 

 

 

Farmacias en la Provincia de Buenos Aires: la problemática de las Sociedades en Comandita Simple.

 

Daniela abrió el foro con su reflexión acerca de la compleja situación que viven los farmacéuticos en las farmacias de la Provincia de Buenos Aires donde, por ley, deben formar parte de la sociedad comercial. Esta legislación lleva a que, en la Provincia, las farmacias se instituyan como Sociedades en Comandita Simple, que, para poder funcionar, deben poner a nombre del farmacéutico una porción -casi siempre mínima- de la sociedad. “Son falsas sociedades”, advirtió. “El profesional queda en peligro con sus propios bienes cuando sólo se le adjudica una mínima parte de la participación en la sociedad; el farmacéutico queda preso de la figura de la sociedad en comandita”. Según acordaron todas las profesionales, este tipo de sociedad pone el peso de la responsabilidad económica sobre el farmacéutico que, si las cosas salen mal, puede quedar endeudado.

 

 

 

Farmacéuticos Directores Técnicos

 

Según las profesionales, en las farmacias en general parece haber un conflicto entre los dueños y los profesionales farmacéuticos que se desempeñan como Directores Técnicos. “Se ignora a los farmacéuticos dentro de la farmacias”, comentó Ana, “se ignora nuestro juicio profesional y se limita nuestro accionar”. Tal como señaló Ana, quien se desempeña en una farmacia, sólo los farmacéuticos tienen el derecho de ejercer el juicio profesional pero, sin embargo, muchas veces se hace caso omiso a las recomendaciones del Director Técnico. “Ocurre que el juicio comercial se termina imponiendo sobre el juicio profesional”, enfatizó. Subrayó luego que en cada establecimiento “tiene que haber un equipo y se tiene que lograr trabajar conjuntamente, respetando el juicio profesional del farmacéutico”.

 

Otra de las problemáticas que se presenta en el ámbito de las farmacias es la de la diversidad y extensión de las incumbencias del farmacéutico, que incluye desde la tarea en el laboratorio de magistrales hasta el control de lo que ocurre en el mostrador. “En este sentido, las leyes están obsoletas: hoy en día, una farmacia que tiene laboratorio debería tener dos farmacéuticos a cargo”, propuso Ana.

 

 

 

El profesional en las grandes cadenas

 

En las cadenas más importantes de farmacias, el profesional farmacéutico se encuentra con una estructura de trabajo formalizada. Según comentó Gabriela, que trabaja en una de estas grandes cadenas, allí “todo funciona como un engranaje”. Sin embargo, ocurre que este tipo de comercios no tienen incorporados ciertos ítems importantes en lo que hace al rol de la farmacia como centro de salud, como la toma de presión, por ejemplo.

 

Además, señaló Gabriela, los farmacéuticos muchas veces tienen que realizar actividades por fuera de sus incumbencias profesionales, las cuales no son abonadas aparte. “A veces, los farmacéuticos tienen que hacer tareas contables o de administración, o se hacen cargo de la caja, del stock, del marketing, de atender a los proveedores y de liquidar las obras sociales; en muchos casos no se respeta la jerarquía de la profesión”, advirtió Gabriela.

 

Una vez más, las profesionales coincidieron en la necesidad de modificar las normativas vigentes que, según comentaron, “fueron hechas para los farmacéuticos que se recibían y ponían su pequeña botica” y no contemplan la actividad en su realidad actual.

 

 

 

Farmacéuticos de industria

 

En el caso de los profesionales que se desempeñan en laboratorios, registran que una de las problemáticas de su día a día es la falta de normatización de su actividad, que acarrea sueldos no acordes con sus puestos. María Marta trabaja como farmacéutica de industria y, según comentó, “el personal jerárquico no entra en el convenio, por lo que los que sí están en el convenio terminan ganando más que los profesionales”.

 

Por otra parte, durante los últimos años la actividad se ha vuelto más y más compleja en el ámbito de los laboratorios. “Con el comienzo de las exportaciones, el Director Técnico tiene que estar al tanto de todas las normas internacionales”. Pero, a la vez, explicó María Marta, esta complejidad ha resultado en que se escucha mucho más la opinión del profesional: “En la industria hay respeto hacia el farmacéutico”, concluyó.

 

 

 

El ámbito de las droguerías y distribuidoras

 

En el caso de los farmacéuticos que trabajan en droguerías y distribuidoras, también se ha evidenciado un aumento de la complejidad de la actividad. Ello se debe a la gran la cantidad de productos medicinales que se reciben y salen, sumado a que a partir 2009 hay nuevas reglamentaciones y/o disposiciones, que establecen circuitos vinculados a los métodos de trazabilidad. Según Graciela que se desempeña en una de estas empresas, “aumentó la responsabilidad y a veces resulta muy difícil hacer cumplir las responsabilidades con un empleador que no escucha”. Ana, que se desempeña junto a ella agrega: “nosotros estamos para hacer cumplir las leyes, creo que los que estamos en esta incumbencia, que en este momento es sin dudas la mas cuestionada por lo que paso con las droguerías, estamos en el ojo de la tormenta. Creo que si los farmacéuticos fuésemos propietarios no habría pasado lo que pasó”.

 

En cuanto a los honorarios “no estamos regulados y es un serio problema, porque la rentabilidad de las droguerías es superior a la de las farmacias y nos quieren aplicar los mismos honorarios”. Es que, compartió con sus colegas, “las nuevas reglamentaciones vienen con nuevas responsabilidades, que, si algo sale mal, pueden derivar en multas y distintos tipos de sanciones que son penales”.

 

 

 

Farmacéuticos en hospital

 

Tal como expuso Mariela, el trabajo de los profesionales farmacéuticos en el ámbito hospitalario se ve empañado por la falta de nombramientos, tanto a nivel nacional como municipal, y muy especialmente por las carencias que estos sufren teniendo en cuenta el gran volumen de pacientes tanto de Capital como de Provincia que se atienden en estos ámbitos. “También hay una falta de normatización, que hace que a los profesionales se les pague como técnicos”, señaló la doctora.  

 

 

 

La docencia: un espacio para el futuro

 

Fue María del Carmen la que dejó traslucir, hacia el final del encuentro, su claro entusiasmo por la actividad del farmacéutico en la educación: “En la docencia encontré cómo hacer brillar todo lo malo que haya tenido mi día”. Es en este ámbito que los farmacéuticos tienen la posibilidad de preparar a los futuros profesionales para que tengan una mirada más abierta y con más perspectiva. “Desde la docencia, intento mostrarles, por ejemplo, que hay que respetar el juicio profesional del Director Técnico dentro de las farmacias”, sintetizó.  

 

 

facebook Facebook
Twitter